Notas del Yo, infravalorado

Notas del Yo, infravalorado.
por la Dra. Elaine Aron, presentado el 05 de abril 2009

Las PAS no son los únicos en nuestra sociedad que pueden y se devalúan a sí mismos. Creo que nos pasa a todos, PAS o no-PAS, en un momento u otro. Sin embargo, porque dado que los PAS procesamos con mayor profundidad las cosas que el 80% del resto de la población esta tendencia a la devaluación puede ser más prevalente en nuestro grupo.

Elaine habla de tres razones por las PAS pueden devaluarse sí mismos. En primer lugar, la cultura occidental. Aunque muchos de nosotros estamos extraordinariamente dotados, somos talentosos y conscientes, a menudo, la cultura dominante puede reflejarnos que “menos.” ¿Puede ser porque no aspiramos a tener grandes logros externamente, sino que nos contentamos con trabajar en silencio detrás de escena? Al igual que otras poblaciones minoritarias, si nos comparamos con la “corriente principal” nos podemos sentir vulnerables – la segunda razón que Elaine señala por la cual los PAS se pueden devaluar a sí mismos. En asuntos de diversidad cultural, uno puede entender cómo, a menudo, las PAS pueden ser víctimas de devaluarse a sí mismos, por procesar profundamente las cosas.

Elaine también compartió seis mecanismos de auto-protección que se pueden utilizar subconscientemente para evitar el dolor y el malestar de una experiencia devaluatoria. En un momento, todo el mundo, puede ser una víctima inconsciente de uno de estos mecanismos: Minimizar, culpar, no Competir, exceso de logro, la inflación, y la proyección.
Pueden preguntarse ¿De qué manera me minimizo, culpo, dejo de competir, trato de lograrlo, me inflo o me proyecto en otros?

Las definiciones de estos mecanismos se explican brevemente a continuación:

Minimizar: “Realmente No importaba, no era tan importante, realmente no me importa”. Si te encuentras diciendo esto, lo más probable es que estás negando o minimizando la importancia de algo que ha tenido un fuerte e importante impacto en ti, y es simplemente demasiado doloroso reconocerlo.

Culpar: En lugar de tomar la responsabilidad de nuestros propios sentimientos, a menudo, culpamos a otros y los criticamos con declaraciones o pensamientos tales como “Es tu culpa, no tienes suficiente entrenamiento, no estás haciendo esto bien.”

El No Competir: Evitar cualquier tipo de competición en todo, por temor a que no ganemos de todos modos.

El exceso de logros: La tendencia a buscar la aprobación en los demás: trabajando todo el tiempo, produciendo más y más, o buscando esforzarnos más para sentirnos bien con nosotros mismos.

Inflarse: Sentirse más que otros: preocuparse demasiado, por lo general inconscientemente, con las apariencias externas, posesiones, o el tratar de convencer a otros y a uno mismo que somos importantes.

Proyección: atribuir a los demás lo que no podemos ver en nosotros mismos – pensamientos o emociones, ya sean deseadas o no e inaceptables. Esto a menudo puede ser similar a culpar a otros y podemos decir comentarios como “Eres tan crítico, te sienes un snob, te crees que eres tan especial, etc.

 

Mi Historia la Cuento Yo
De Regreso al Amor