4 cosas que no sabías de las Personas Altamente Sensibles

     rbol-florecido_fondoverde_50x50Tal vez hace cincuenta mil años, una persona altamente sensible era feliz dentro de su cueva donde vivía cómodamente y salía de vez en cuando, sin moros en la costa. Sin embargo, hoy, la vida, nos fuerza a salir de nuestras cuevas, lo que significa exponernos al medio ambiente.
     Una persona altamente sensible que sale al mundo donde debe tomar riesgos, intentar nuevas experiencias, conocer gente nueva, e incluso aventurarse a lugares desconocidos, lo hace de manera cautelosa, se siente vulnerable y en ocasiones oculta su naturaleza sensible detrás de un barniz de hostilidad o fingiendo una gran confianza en uno mismo.
     Para protegernos, las PAS a menudo nos retiramos o atacamos. Según la Dra. Elaine Aron, manejamos seis métodos de autoprotección: minimizándonos, culpándonos, haciendo de más, inflándonos, proyectándonos sobre otros, y dejando de competir. Todos estos comportamientos son de naturaleza defensiva y tienden a agravar la situación aún más, ya que a menudo conducen a quedar doblemente heridos primero al sentir el dolor que provocó nuestra respuesta defensiva y después cuando la otra persona responde agresivamente a nuestra reacción.
     Elaine N. Aron, PhD, psicóloga clínica con sede en San Francisco y autora del libro “El don de la sensibilidad”, viene realizando un trabajo académico desde los años 90, cuando identificó por primera vez lo que denomina la “personalidad altamente sensible”. Desde entonces, ha pasado las siguientes dos décadas llevando este mensaje al mundo. Según Aron, las PAS tenemos una habilidad poco común para recoger sutilezas que para otros son imperceptibles: una mirada, un sentimiento, un mensaje incrustado en una declaración aparentemente inocente. Es como usar una lupa para escrudiñar el mundo en que vivimos.
     Las PAS estamos cableadas neurológicamente de manera distinta al resto de la población. Investigadores de la Universidad Stony Brook en Nueva York y la Universidad del Suroeste de China han encontrado que las personas con este rasgo toman más tiempo para tomar decisiones, más tiempo a solas para pensar, y en general son más conscientes de los detalles.
     Recientemente, su investigación ha sido publicada en la revista “Social Cognitive and Affective Neuroscience”. Los sujetos estudiados, pasaron tiempo examinando fotografías y fueron sometidos después a una resonancia magnética. Los resultados mostraron que estos participantes tuvieron mayor actividad en las áreas del cerebro que tratan con los procesamientos visuales de orden superior y en general pasaron más tiempo prestando mayor atención a los detalles que las personas no AS.
     Según los expertos, las PAS sufrimos de lo que se llama procesamiento de sensibilidad sensorial, lo que nos hace más susceptibles que los demás a los estímulos internos y externos. “Ellos tienen una tendencia innata a procesar las cosas con más cuidado”, dice Aron, quien ha ideado una prueba para medir el grado de sensibilidad.
Existen cuatro condiciones esenciales que caracterizan a las PAS y que nos hacen sentirnos abrumadas.
1. Procesar la información de manera muy profunda (reflexionar sobre lo mismo una y otra vez).
2. Una intensa emocionalidad y empatía hacia los demás
3. Una sobre estimulación por el exceso de información percibida
4. Tener los sentidos mucho más desarrollados que la gran mayoría de la gente.
     Sin embargo, el mensaje que Aron tiene la intención de enviar al mundo es “deja fingir que no eres una PAS” y aprende a ser selectivo con lo que te rodea, minimiza el estrés que esta condición te produce, a través de cosas como el yoga, la meditación, técnicas de liberación emocional y el ejercicio, y cuida con qué o quién pasas tu tiempo para que puedas hacerle caso a tu compleja vida interior, desarrolles tu imaginación activa y juegues con tu gran creatividad como lo hicieron Michael Jackson o Virginia Woolf entre otras muchas celebridades AS (Altamente Sensibles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mi Historia la Cuento Yo
De Regreso al Amor